Archivo de la etiqueta: Vogue

El vertido de BP se convierte en portada de Vogue con un reportaje inspirado en la melena canosa de la modelo Kristen McMenamy

Una modelo inerte, en un paraje apocalíptico y una larguísima melena gris, sucia, a tono con el paisaje, cubriéndole medio cuerpo. Esa es la portada de agosto de Vogue Italia.

La modelo es Kristen McMenamy, fotografiada por Steven Meisel como una sirena recién emergida de la mancha de petróleo que cubre el Golfo de México, quien posa con su pelo natural, canoso. En la moda quedan pocos tabús.

No es la primera vez que Meisel retrata a la modelo, de 45 años. En julio de 2009 su impactante cabellera abrió también la edición italiana de Vogue para reivindicar un nuevo paradigma de belleza: la naturalidad, al estilo del reportaje publicado en Harper’s Bazaar con las top de los noventa posando sin maquillaje -McMenamy incluida-, algo que también hizo Elle con sucesivas portadas en las que aparecían Monica Bellucci, Eva Herzigova o Sophie Marceau sin retoques y sin colorete retratadas por Peter Lindbergh.

Esa melena de color plata, fruto de seis años cuidados para dejarla crecer sin tintarla, ha sido una de las inspiraciones del fotógrafo, que ha conseguido llevar a la portada de la biblia de la moda un tema que lleva meses abriendo los periódicos de medio mundo.

Aquí está el video de cómo se realizó la sesión fotográfica.

Fuente: El País

Anuncios

Fotógrafos de moda abogan por abandonar el Photoshop

reese-witherspoon-vogue.Las estrellas de Hollywood no son tan perfectas como sugieren las portadas de muchas revistas. Es más, últimamente en esas portadas se abusa tanto de los trucos facilitados por el programa de ordenador Photoshop que el exceso de perfección empieza a saturar no sólo al público sino también a los profesionales que durante años se han beneficiado del uso y abuso del retocado de imagen. Peter Lindbergh, uno de los fotógrafos de moda más celebrado del sector, se ha convertido en un abanderado del regreso a la naturalidad. “Tengo la sensación de que durante mucho tiempo retocar las imágenes ha tenido demasiado peso en la forma en que se define visualmente a las mujeres”, afirma Lindbergh en una entrevista con The New York Times. “Éste no debería ser el instrumento elegido para definir a las mujeres del nuevo siglo”.

Esta primavera, Lindbergh propuso a la edición francesa de la revista Elle hacer una serie de portadas con mujeres como Monica Belluci, Sophie Marceu y Eva Herzigova sin maquillaje y sin aplicar Photoshop. La iniciativa fue muy bien recibida entre los lectores y curiosamente coincide con la decisión de Anna Wintour, la temible directora de Vogue, de incluir en su revista una fotografía de Irving Penn de una mujer desnuda y gorda, con la que se ilustra un reportaje sobre los peligros de la obesidad. “Es una de las fotos más bonitas que hemos publicado nunca en la revista”, ha afirmado Wintour. Sus palabras pueden interpretarse como una apuesta por la naturalidad y la huida del artificio, aunque el proceso quizás lleve su tiempo: la portada de Vogue de junio es Cameron Diaz, y aunque el aire desenfadado de la imagen ofrezca cierta naturalidad, el rostro impoluto y sin arrugas de la actriz sugiere la mano oscura de Photoshop.

No es un secreto que los agentes de las estrellas exigen que arrugas y celulitis desaparezcan de las fotos, pero eso lleva a la construcción de imágenes tan diferentes que a veces no parecen la misma persona. Así ocurrió con la actriz Reese Witherspoon en 2008, quien apareció en Vogue, Marie Claire y Elle con tres rostros casi irreconocibles.

“Se ha hablado mucho sobre si hay que retocar las imágenes y si deberíamos o no crear retratos de mujeres que nunca podrán ser emuladas por mujeres reales”, señala Phil Poynter, quien trabaja entre otros para Tommy Hilfiger.

El tiempo dirá si la naturalidad se convierte en moda.

por BARBARA CELIS – Nueva York. Artículo publicado en ElPaís.es

Michelle Obama en Vogue

03v1Vogue, por ser Vogue, tiene la obligación de preguntar qué viste y qué le gusta llevar, y su respuesta me encantó y por eso la reproduzco.

“I love clothes,” she admits. “First and foremost, I wear what I love. That’s what women have to focus on: what makes them happy and what makes them feel comfortable and beautiful. If I can have any impact, I want women to feel good about themselves and have fun with fashion.”

Lo más taquilla de todo esto es que la primera First Lady que aparecerá en la portada después de Hillary -que lo hizo con un vestido negro de Oscar de la Renta precioso-. untitled1

Esta vez la portada de Michelle no me mató mucho, creo que las fotos interiores son mucho mejores.

Si quieren leer la entrevista completa lo pueden hacer en Style.