Nueva York se quedó sin música


Virgin megastore en Nueva York

Virgin megastore en Nueva York

Un artículo muy interesante publicado hoy por la BBC en español nos cuenta que en una de las ciudades más increíbles del mundo se remataron, con un 90% de descuento las últimas existencias de la megatienda especializada en música: Virgin Megastore.

El escenario, dicen los fanáticos, era particularmente desolador. Ésta era la última tienda de la cadena Virgin en Estados Unidos, que en su momento tuvo 23 en el país.

El negocio más rentable de la cadena Virgin -incluido su local de 5.200 metros cuadrados- ya no pudo hacer frente a la crisis ni al cambio en las preferencias de los usuarios: el MP3 y la descarga de música por internet.

En Nueva York, los “megastores” se habían convertido en una visita obligada no sólo para los habitantes de la ciudad sino también para los turistas que se deleitaban encontrando cualquier tipo de música dentro de un local de enormes proporciones.

La ciudad más cosmopolita de EE.UU. tuvo en algún momento tres grandes cadenas de música. Ahora no queda ninguna.

Trans World Entertainment -dueños de la cadena FYE- cerró en los últimos dos años sus casi 300 tiendas y en 2006 Tower Records liquidó sus 89 locales.

Según un estudio de Nielsen SoundScan, los cierres son consecuencia de la baja de ventas de música en soportes físicos: una caída del 45% desde el récord de ventas en 2000, cuando se vendieron 785 millones de álbumes.

Mientras algunos culpan a internet -y su influencia en la piratería- por el quiebre de las tiendas de música, otros han decidido subirse a la estela de la red. Entre ellos, la misma Virgin.

En un acuerdo con la discográfica Universal Music, ahora ofrecerá música a través de la red -muy al estilo iTunes- pero con una novedad: los costos no serán por descarga de canción si no por una especie de “renta” mensual -que aseguran no superará el costo de dos CDs- que permitirá al usuario bajar sin límite todos sus títulos.

Por si fuera poco, los archivos serán en formato MP3 y no estarán protegidos, con lo que se podrán pasar de un reproductor a otro, a una computadora o a un teléfono celular.

El cierre del última Virgin Megastore representa para muchos el fin de la era de los CDs que pasan a convertirse en dinosaurios, tal y como los discos de vinilo. Para otros, como dijo un empleado de la tienda al New York Times, lo que realmente importa es que éste era un lugar de reunión social y eso es lo que no existe en internet.

Fuente: BBCMundo.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s